RECREANDO RUINAS 2018/2019.

El espacio a intervenir se inscribe en un antiguo recinto industrial convertido en ruina: el estado de sus espacios remiten al paso del tiempo y a las múltiples acciones que lo han ocupado, las efectuadas y las silenciadas. Recreando ruinas parte de una premisa sencilla: construir colectivamente un proyecto  a través de un espacio de convivencia, imaginan múltiples formas de reinterpretar el potencial poético y temporal de la ruina y, al hacerlo, imaginan un futuro no advenido aún. A través de esta acción, se inscriben en la potencialidad artística que ya retrató Marc Augé en referencia a la ruina: los artistas, escribió, “presienten que incumbe al arte salvar lo que hay de más precioso en las ruinas y en las obras del pasado: un sentido del tiempo tanto más provocador y conmovedor por cuanto no es posible reducirlo a historia, por cuanto es consciencia de una carencia, expresión de una ausencia, puro deseo.” Hoy se torna urgente re-dirigir nuestra mirada a las ruinas, en un momento en que el presente está condensado, desdibujadas sus proyecciones hacia el pasado y el futuro. Las ruinas, cuya existencia depende de nuestra mirada, emergen entonces como una forma de reivindicación del tiempo. Tal como indica Marc Augé, debemos “volver a aprender a sentir el tiempo para volver a tener conciencia de la historia. En un momento en que todo conspira para hacernos creer que la historia ha terminado y que el mundo es un espectáculo en el que se escenifica dicho nodo, debemos volver a disponer del tiempo para creer en la historia.” Re-visitar las ruinas no es un ejercicio de nostalgia, sino una escenificación de la incertidumbre a través de su anacronismo. La ruina, “en contra del presente, subraya la presencia aún palpable de un pasado perdido y la inminencia incierta de lo que puede suceder: la posibilidad de un instante poco corriente, frágil, efímero, que escapa a la arrogancia del presente. Son espacios poéticos en el sentido etimológico: es posible hacer algo en ellas; su estado inacabado depende de una promesa.”
 
 
Ficha técnica de imágenes 
 
1) Público observando pieza Donde esta Avelardo?
en intervención Triples de Negativo, 2018.
 
2) Vista general de intervención Triples de Negativo, 2018.
 
3) Público observando pieza Mitos de San Tomas
en intervención Triples de Negativo, 2018.
 
4) Vista general de intervención Triples de Negativo, 2018.
 
Piezas de “Triples de Negativo” Recreando Ruinas 2018.
 
5) Donde esta Avelardo I? /Objetos encontrados y luz led, Collage objetual, Intervención de sitio específico.
 
 
6) Mitos de San Tomas/ Luces led, espejo y papel sintético rojo, Instalación de sitio especifico, 3.24m x 62cm
Texto
 
 
7) El Archipiélago../ Descripciones territoriales, Excrementos de palomas y agua, medidas variables
 
Piezas de “La Otredad” Recreando Ruinas 2019.
 
8) Allá /Cartel publicitario de pvc (encontrado), metacrilato y luz led,1m x 2m, 2019
 
9) OTROS /12 luces led y graficas sobre appel pegadas rasgada, Instalación de sitio especifico realizada en ex monta cargas de la fabrica, 22,5m3, 2019.
 
 
10) Zoom Donde esta Avelardo I?
11) Zoom El Archipiélago../
12) Lugar de intervención de Mitos de San Tomas
13-15) Registro de lugar a intervenir en Fabrica abandonada
17) Invitación a exhibición.

“IDEAS DE SANTO TOMAS”

I.

La existencia en un estado fuera del tiempo, el polvo cual piel cubriendo por doquier la totalidad del espacio, no hay luz ni personas, no existe actividad, no hay trabajo, trabajadores ni conflictos sociales, no habrá historia!, el abandono como consecuencia.
El mundo cambia dicen,,, nos abrimos paso al capital, desde la especulación al Disney land de guiris, donde la memoria histórica solo es un fantasma del mal gusto entre noches turistas.
La fabrica, la hacedora, la pacha mama, la madre, la mujer y la lucha, la historia, el pasado proletariado intercambiado por pisos de alquiler  inflados , el triunfo del interés bancario y su hermosa maquina inmobiliaria.

EL espacio penetrable y fecundo, que entre sonidos penantes y olores ácidos solo recuerda vivencias olvidas.

II.

“Ver para creer” dijo un santo, quien para creer debió introducir sus dedos en la llaga del revivido (Hermosa pintura de Caravaggio).

Pues tal cual la historia comienza así mismo, donde el brillo inmobiliario y sus espejos opacan los pasados históricos latentes de cada ciudad del mundo; Planteándonos entonces  la intervención de sitio especifico como una oportunidad de revivir esta historia, tomando para esta un “Non site” o “Espacio Negativo” (R.Smithson), el cual consiste en una viga faltante en el piso de la primera planta de la nave, espacio de carácter femenino (conceptual y simbólicamente hablado) revivido mediante la luz y su proyección reflejada, la electricidad como acto de vida que reaniman de fertilidad este lugar en completo abandono.

III.

La intervención se proyecta como un espacio fecundo, una vagina conceptual que mediante el gesto de intervención eléctrica (cual Frankenstein) vuelve a la vida, Así mismo el color rojo de la mencionada nos recuerda una herida abierta, una llaga social que tendemos a no observar o no creer, “Ver para creer”.

IV.

A vuelto la luz y un pequeño grupo de cucarachas sociales “artistas” luchan por entrar y hacerse parte de este lugar como hijos ilegítimos, volver al ceno de producción que hoy los alberga  en una función proyectual, de conciencia y memoria.


 

LA OTREDAD


Pieza de sitio especifico compuesta por 2 instancias, donde

mediante el conjunto de conceptos se presenta una instalación que tiene por temática las relaciones y diferencias laborales, ligadas directamente a la definición de privilegios y derechos, encarnándose estos a través del lugar (tanto sensible como

conceptual) que le otorgamos al otro y a uno mismo en

referencia a este. Instancias instalativas: OTROS y Allá